El Gobierno accede a aplazar a 2023 el nuevo sistema de cotización por ingresos reales de los autónomos - Martín Asesores GRANADA

El Gobierno accede a aplazar a 2023 el nuevo sistema de cotización por ingresos reales de los autónomos

El secretario de Estado de la Seguridad Social y Pensiones, Israel Arroyo, mantuvo ayer un encuentro con los interlocutores sociales

El Gobierno ha accedido finalmente a retrasar un año, hasta enero de 2023, la entrada en vigor del nuevo sistema de cotización por ingresos reales para los 3,2 millones de autónomos afiliados al RETA, según confirmaron desde las principales asociaciones de autónomos. Por otra parte, se introducirá un período transitorio de diez años para su total implantación y para que los trabajadores por cuenta propia que tengan que abonar una cuota superior disponga de un plazo más extenso de adaptación.

Tras las reclamaciones de las asociaciones de autónomos, el secretario de Estado de la Seguridad Social y Pensiones, Israel Arroyo, comunicó ayer estas concesiones en una reunión mantenida con los interlocutores sociales. Desde ATA llevaban meses insistiendo en que el cambio planteado por la Seguridad Social excluiría a la mitad de los trabajadores por cuenta propia y supondría una subida de cuota para otros 700.000 autónomos. «Hay tiempo suficiente para ir negociando. Está claro que esto no se puede llevar sin todos los informes técnicos necesarios: tiene que ser un sistema garantista» señaló Amor en declaraciones a ABC. «Lo más importante es que finalmente tendrá un plazo transitorio de 10 años para que tanto los autónomos que tengan que cotizar menos como aquellos a los que les corresponda cotizar más puedan hacerlo a largo plazo. Por otro lado, hay que destacar que el autónomo va a poder seguir eligiendo desde el 1 de enero de 2023 su base de cotización presuponiendo su rendimiento neto y luego se tendrá que poner de acuerdo o regularizar su situación en 2024 una vez que tenga presentada su declaración de la Renta», añadió Amor.

«Otro tema que para nosotros es fundamental es el número de tramos finales. En principio se ha dicho que serán 13, pero en estos momentos no sabemos si serán 13, cinco o siete. En este aspecto empieza la negociación de nuevo, creo que la Administración se ha dado cuenta de que este es un sistema complejo de implementar, tal y como nosotros siempre habíamos dicho», destacó Amor.

Por su parte, el presidente de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), Eduardo Abad, valoró «positivamente» la decisión final de atrasar un año el nuevo sistema de cotización en función de los ingresos reales. Sin embargo, Abad lamentó que aún no se disponga de una propuesta sobre los tramos y las bases mínimas de cotización. Por ello, apostó por terminar de diseñar el sistema este año para enviar la documentación sobre ingresos reales a la Agencia Tributaria «de forma voluntaria» en 2022 y comenzar a cotizar con el nuevo esquema el 1 de enero de 2023. «Exigimos al Gobierno que, de forma rápida, no tardando más de la finalización de mayo, tengamos ante nosotros el documento final en donde se especifiquen claramente cuáles son los tramos de cotización y cuáles van a ser las bases mínimas para los tramos», puntualizó Abad.

Tramos flexibles

Recientemente, durante su intervención en la Comisión del Pacto de Toledo en el Congreso, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, avanzó que en el primer bloque de medidas laborales que el Gobierno pretende aprobar se incluiría esta reforma del régimen de autónomos para dar «cumplimiento con la recomendación número cuatro del Pacto de Toledo», y con el objetivo inicial de que entrara en vigor el 1 de enero de 2022, plazo que ahora propone retrasar un año.

Escrivá explicó que la reforma se está elaborando conjuntamente con el Ministerio de Hacienda. El nuevo sistema partirá de 13 tramos para facilitar la máxima flexibilidad a cada trabajador y así alcanzar de manera progresiva durante un periodo transitorio. Según dijo el ministro, «cuantos más tramos, cada trabajador tiene más posibilidades de adaptación a su capacidad de pago». Escrivá también avanzó entonces que la flexibilidad será temporal, ya que «cada trabajador autónomo podría elegir provisionalmente su base de cotización en función de previsiones de rendimientos, con la posibilidad de modificar su elección varias veces a lo largo del año».

Fuente: supercontable.com

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies